D1503 Hombres y Mujeres Siguen Vendiendo sus Cuerpos a Cualquier Hora del Día en Pleno Centro de la Ciudad

Martínez de la Torre, Ver.- A pesar de las múltiples denuncias e inconformidades presentadas por vecinos de la zona Centro de la ciudad, las Autoridades Sanitarias siguen permitiendo que hombres y mujeres dedicados a la prostitución practiquen esta actividad a cualquier hora del día y en pleno centro de la ciudad.
Aunque el tema no es nuevo para las Autoridades Sanitarias, hasta ahora, éstas no han querido aplicar ninguna acción contundente en contra de ninguna casa de cita, bar u hotel en donde saben que se ejerce la prostitución, tal vez porque el sexo-servicio no es un negocio único de quien lo practican, sino también de los funcionarios que se dedican a cobrarles la “famosa” cuota.
Un caso claro de lo anterior, y el que tal vez pone al descubierto los posibles contubernios entre sexo-servidores y responsables de salud, es el que se da en la calle Ignacio Zaragoza, esquina con Ignacio Aldama, en el Centro de esta ciudad, donde, por las noches, hombres vestidos de mujer ejercen la prostitución sin ninguna reserva y ante la mirada de la misma Autoridad.
Otro de los casos que se han denunciado, y que hasta hoy sigue vigente, es el que diariamente se puede observar en la calle Matamoros, entre las avenidas Ignacio Zaragoza y Melchor Ocampo, a escasos metros del inmueble que alberga las oficinas de la Jurisdicción Sanitaria número 4, donde las 24 horas del día es fácil encontrar mujeres vendiendo sus cuerpos sin ningún control.
Si bien es cierto que el problema de la prostitución no es único de esta ciudad,  también es verdad que  en este municipio el sexo-servicio se ofrece en la vía pública, hoteles, antros y casas de cita a cualquier hora del día, y lo peor de todo es que las autoridades Sanitarias conocen el problema, pero hasta hoy no han querido aplicar ningún programa que lo pueda regular.
“Aquí siempre ha sido así, todo se maneja con una mochada, por eso el problema nunca se va a terminar, prueba de ello es que siguen abriéndose casas de cita y bares disfrazados de restaurantes, en los que es fácil encontrar una mujer o un hombre vendiéndose por unos cuantos pesos, ésa es la realidad” señalan vecinos de la Centro de esta ciudad.



No se permiten comentarios ni pings.

Los comentarios están cerrados.

Su sistema no puede mostrar animaciones. Actualize ya!